Ayer fui de inauguración…

a la exposición sobre animales del estudio de arte de Silvia Anel.

Hubo unos graffiteros que pintaron en directo, en concreto un rinoceronte (alucinante), un Loro y un universo con madrigueras ( fue el que más me gustó) yo como siempre tan rarita, pero me parecía que tenia algo especial, mucha sensibilidad, mucha alma.

En la exposición había dibujos, fotos y lienzos con animales de todas clases, desde un insecto hasta un chimpancé enorme pasando por la rana surrealista y colorista de mi cosecha, la del cuadro “Descansando”.

Estoy muy agradecida a Silvia Anel por dejarme colgar uno de mis cuadros en esta expo.ImagenImagenImagenImagenImagen

El caos.

Y nada más cierto, pinceles que te pintan la cara, las manos y todo lo que pasa cerca de ellos, pinturas a medio abrir o abiertas y no encontrar los tapones para cerrarlas, paletas asesinas que manchan la bata y hasta el pelo si te acercas demasiado, desorden y caos, eso es lo que me pasa cuando estoy pintando un cuadro.ImagenImagenImagenImagen