Nuevo proyecto.

Mi siguiente obra se llama “Juegos”

Quiero hacer una serie de tres personajes, ya he realizado el boceto, pero claro, como siempre pasa luego al pintarlo no sale ni parecido.

Los colores parece que te hablan y te hacen modificar el dibujo inicial.

Ya tengo el carboncillo hecho en un lienzo de 1m x 80cm, la primera mancha del fondo también, me estoy haciendo una idea de como puede quedar……. y estoy como loca por volver al estudio y no parar de pintar.Image

Emulando a Leonardo.

Mi pintor favorito entre los clásicos es Leonardo Da Vinci.

Este verano estuve en Italia y en un pueblo maravilloso llamado Anghiari,  me compré un libro sobre las obras de este magnífico pintor, sus madonnas me vuelven loca.

Como estoy ultimamente dibujando mucho, quise copiar bocetos realizados por el.

Todo parecido con la realidad es pura coincidencia pero por lo menos lo he intentado.IMG_2450Imagela foto-49la foto-50IMG_2476IMG_2478IMG_2506

El Hopper de Manuela.

Mi hija de 10 años tenia que hacer un cuadro para el colegio, me dijo “mami, quiero hacer un  Hopper”, tuvimos la suerte de ver la exposición de el en el Thyssen, fabulosa por cierto, y ni corta ni perezosa se lanzó a dibujar su particular copia.

ImageImageImage

 

El original, en el cual se ha basado la pequeña artista.Image

 

Banksy en Bristol.

Cual fué mi sorpresa al descubrir que este artista, que en 1980 revolucionó al mundo con sus graffitis, habia nacido en Bristol.

Polémico, transgresor, irónico, es un auténtico icono. Aunque muchos de sus pinturas han sido borradas, solo han durado dias o incluso horas, su arte perdura.

LLegas a la oficina de turismo de esta singular y emblemática ciudad y tienes tarjetas y libros incluso mapas donde puedes hacer una ruta y ver sus genialidades

Naturalmente me llevé el último libro de su “no oficial guía”, llamada “home sweet home”. Si alguna vez pisais esta preciosa ciudad no dudeis en ir a ver sus graffitis.ImagenImagenImagenImagenImagen

Bristol y su pintura.

Andaba estos dias paseando por Bristol, con 5 grados bajo 0 y una humedad del 80%, el puerto estaba gélido pero enseguida subí de temperatura al ver un artista pintando, en una tablita mínima con sus óleos perfectamente colocados, le pregunté amablemente si le podía sacar fotos y no puso ningún inconveniente, el seguía concentrado como si el frío le esquivara, inmerso en su pintura y yo maravillada con su arte.

ImagenImagenImagenImagen