Para, detente y observa

El otro dia estaba paseando yendo hacia mi casa, como siempre iba con prisa, y yo me pregunto, ¿cuantas veces no vamos con prisa a todas partes?, pero ese dia me paré. Desconecté mis cascos de música y me dediqué a observar la maravillosa naturaleza que me rodeaba, me invadían las tonalidades otoñales, su frescura, sus colores, su luz. Fue un instante que plasmé…

3+1=4

Se va acumulando la obra, me gustan tirados por el suelo, esparcidos, desordenados, me gustan juntos, necesitaria 20.000 paredes, pero por ahora tendré que hacer huecos.

La paleta.

Creo que la paleta dice mucho de nuestra pintura, me gusta observarla, es como un cuadro en si misma y va cambiando se va transformando, por eso he decidido fotografiarla con cada obra. Esta en concreto es la del último cuadro “Verano”. Una vez terminada la obra y para empezar la siguiente, rasco y sale una pintura con infinidad de colores y tonalidades.

Jugando con el cuadro

Me he divertido mucho realizando esta sesión. La pintura es mágica, puedes jugar, trastear y disfrutar, no te cansas nunca.

Retrato de una flor

Una reina, altiva, dominante, poderosa: quería ser flor y lo fue.